viernes, 26 de septiembre de 2014

Mi camino


¿Cuál es el camino que debes seguir? ¿Quién te acompaña en el viaje? ¿Qué esperas encontrar? Son interrogantes que se le presentaron cuando decidió seguir. Porque ella quería partir lejos, pero no sola. Estaría bien que alguien la guiara, que la ayudara a decidir. Pero entonces se dio cuenta que era ella la que debía tomar las riendas de su vida, aunque sin rumbo fijo, como las hojas de otoño, que divagan sin previo aviso y sin saber hacia donde se dirigen. 

Se preguntó si le agradaría lo que le esperaba, pero no lo podía saber sin haber elegido el camino correcto. ¿Y cómo sabes cuál es el correcto? ¿Es de esas decisiones que te cambian la vida? Sabes que no dependen de ti. Hay veces que las cosas no dependen de ti pero sí de lo que eliges. La vida te va dejando pistas, pequeñas, insignificantes, pero solo las encuentras si las quieres ver. Quizás mires para otro lado porque tienes miedo de elegir, de equivocarte. Pero, si no te equivocas, ¿cómo aprendes?

  ¿Y tú has encontrado ya tu camino?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Gracias por tu comentario!!